ESTE BLOG NO TIENE RELACIÓN CON "PROGRESISTAS DE RISARALDA" NI CON OPORTUNISTAS DE TAL CALAÑA

Búsqueda

miércoles, 30 de abril de 2008

El socialismo democrático anticapitalista ¿Qué es? ¿Qué defiende? ¿Qué relación tiene con el marxismo?


El otro día busqué algunos documentos de Izquierda Socialista (la corriente más izquierdista del PSOE) y buscando y leyendo encontré una de las mejores definiciones de lo que yo llamo socialismo democrático anticapitalista, concepto que siempre lo he nombrado y que nunca he definido políticamente. Aquí os dejo con el fragmento del compañero:


Intervención de Philip Mueller del Partido Socialista de Suiza (2001)

Compañeras, compañeros :

Con gran alegría y con mucha emoción les traigo las felicitaciones y los mejores saludos de la izquierda socialista suiza, el Círculo de Olten de socialistas de izquierda. Les agradecemos por su hospitalidad y nos sentimos honrados poder estar presentes en este vigesimo cumpleaños de la izquierda socialista española. Tenemos desde siempre un profundo respeto frente al socialismo español, específicamente con respecto a su rol durante la guerra civil, su lucha en contra de la dictadura franquista.
Para todo socialista cumpleaños como este representan una fuente de fuerza e inspiración. Saber que dentro de los principales paises europeos las corrientes socialistas del progreso siguen siendo poderosas, saber que sus ideas estan presentes nos permite seguir adelante en nuestro trabajo y compromiso con el sentimiento de que no se trata de un compromiso limitado a las fronteras nacionales.

La presencia de un representante de la izquiderda socialista suiza aquí en Madrid en esta occasión parece tal vez sorprendente. Efectivamente, desde la organización de las conferencias de Zimmerwald y Kienthal durante la primera guerre mundial el socialismo suizo no se ha distinguido peculiarmente al nivel internacional. Pero bueno no es ni el momento ni el lugar para reflexionar sobre las causas de esta ausencia. Nos hemos constituido como corriente dentro del partido socialista hace unos pocos años y participamos activamente en el debate que se esta llevando a cabo dentro de la República Social Europea. En este sentido permitanme presentarles brevemente la posición que defendemos, la perspectiva política que nos parece adecuada adoptar en el contexto económico y social actual para una corriente como la nuestra. Pertenecer a la izquierda socialista no es fácil hoy en día. Estamos sometidos a una doble presión. Por un lado estan los movimientos sociales, el pueblo de Seattle.
Estamos apoyando este movimiento, compartimos sus críticas y sus exigencias de un otro mundo. Luchamos como ellos contra el orden neoliberal, postulamos como ellos la necesitad de una alternativa frente al neoconservadurismo antidemocrático y autoritario.
Pero en el mismo tiempo seguimos convencidos que la contestación necesita organización política. Uno de los últimos e importantes ejemplos constituye, por supuesto, el movimiento social de diciembre del 95 en Francia. La movilización en contra del plan Juppé fue el elemento decisivo de la derrota de la derecha en las elecciones del 97. Esta manera de comprometerse a la vez con el movimiento social y con el partido socialista nos hace, por supuesto, ganar la crítica de aquellos que piensan que es suficiente salir a la calle y que el resto viene después o de aquellos quienes como la extrema izquierda nos acusan de jugar el papel de cara simpatica de partidos socialistas profundamente comprometidos. Del otro lado estamos enfrentados a la realidad de nuestros proprios partidos, al oportunismo de muchos líderes, a su ambición personal, a su voluntad de poder. Estamos conscientes de que para ellos la búsqueda de una alternativa real al orden establecido no esta dentro de los cauces de su pensamiento. Para ellos los últimos resultados de la última enquesta llevado a cabo por los medios de comunicación burgueses valen más que la defensa de los valores socialistas, de las convicciones que empujaron y empujan los militantes a la acción y que constituyen la base de nuestro trabajo. Estamos considerados dentro del partido socialista como arcaicos, como cabezas duras que incluso no quieren ver que el mundo ha cambiado, que hay que adaptarse a une supuesta nueva realidad, capitalista en su esencia, neoliberal en su aparencia. No creo que sea necesario citar aquí Gerhard Schroeder y Tony Blair.

¿Como enfrentar esta situación ? Creemos que el contexto actual, a pesar del estado de guerra y las consecuencias que lleva consigo, se presenta menos abrumador que hace algunos años atrás. La parálisis de la izquierda vigente durante los años noventa se esta perdiendo. Seattle, Davos, Barcelona y Genova han sido momentos de mobilización anticapitalista muy importantes, Porto Alegre nos abre nuevas perspectivas. La oposición a la hegemonía neoliberal se fortaleze. Para poder aprovechar esta dinamica como izquierda socialista, para fortalezernos como corriente, para aumentar el apoyo a nuestra política tenemos que cumplir con una condición fundamental y que tiene una relación estrecha con las reivindicaciones del movimiento social: la oposición inquebrantable a los proyectos de liberalización y privatización de servicios públicos de infraestructura y a la introducción de mecanismos de mercado en cuanto a la producción de bienes públicos como son la salud, la educación y la previsión social propuestas por gobierons de derecha e incluso por gobiernos socialistas, sea en Francia, Inglaterra o Alemania.

Estamos convencido de que solo así vamos a progresar. En Suiza hemos hecho esta experiencia. Estamos viviendo en uno de los paises más capitalistas del planeta en el cual la izquierda raras veces ha sido fuerte. Tenemos una derecha económica pudiente. Sea como sea, desde muchos años las compañeras y los compañeros de la izquierda socialista estamos combatiendo la liberalización de los mercados, el sometimiento de panes enteros de la economía a la lógica capitalista. Nos hemos enfrentado y seguimos enfrentandonos a la dirección del partido, una dirección preoccupada por la conservación de las pocas parcelas de gobierno que la mayoría burguesa dejó a los socialistas. Y obtenemos los primeros resultados. Hace un año atras, en diciembre del 2000 el parlamento suizo votó la ley sobre la liberalización del mercado de electricidad con el apoyo de dos tercios de los diputados socialistas. Frente a esto hemos organizado la oposición lanzando un referendum popular. Hemos ganado el apoyo de las principales fuerzas sindicales y hace dos meses vencimos la Nomenclatura del partido : dos tercios de los delegados nacionales han seguido nuestra posición y votaron en contra del principio de liberalización.

Si esto es posible en Suiza, un campeon mundial del liberalismo económico, no veo ninguna razón porque no puede acontecer en otra parte. No veo porque en el partido social-demócrata alemán no podría ser posible o en el partido de Blair o en el partido socialista y obrero español. Los compañeros franceses con su larga tradición de luchas sociales al favor del sector público, al favor de la llamada " démarchandisation " de la economía han mostrado que no era tán ilusorio. Lograron que su gobierno se oponga al tristemente famoso acuerdo multilateral de inversiones o que el mismo gobierno considera que hay que hacer una pausa en la liberalización del mercado energético.
Compañeras, compañeros, el tema " público - privado " debe constituir el nucleo central de nuestra política. La transformación en mercancía de bienes tan fundamentales como lo son la educación, la salud, la previsión social, la comunicación, el transporte, la electricidad o el agua no es únicamente inacceptable de un punto de vista socialista. Constituye también el punto de partida de una acción política coherente y fuerte. La defensa de los servicios públicos ha sido desde siempre un valor básico de todo socialista. Sabemos que no hay ningun argumento de orden tecnico que pueda justificar el traspaso de bienes públicos al mercado. No hay ninguna ley natural, aparte aquella del oportunismo, de que gobiernos socialistas esten accelerando este proceso. La necesaria construcción de la Union europea no puede servir de pretexto para el olvido y la negación de nuestras convicciones políticas, nuestro compromiso de socialistas.

Hay que oponerse con firmeza a este " mundo al revés ", como lo llama el gran Eduardo Galeano. Esta lucha es decisiva para el progreso de nuestra corriente dentro de nuestro proprio partido porque los líderes de las alas social-liberales, estos que nos dicen que hay que ser realistas, que ya no asumimos convicciones y valores socialistas y que el electorado y la prensa nos quieren así, estos líderes tienen una debilidad importante : han hecho del electoralismo el valor central de su accion politica. Creen que el poder político se limita a la obtención de la mayoría de los votos y que basta adaptar el programa y el discurso a lo que piensan estos líderes de que piensa la mayoría. Así logran obtener el gobierno, logran incluso mantenerse en el, pero no han ganado el poder y se han acercado tanto a la derecha que una crísis política o económica es suficiente para que la mayoría cambie de lado. Frente a una situación como esta no van a tener una respuesta, no van a saber como reaccionar porque con la adopción del electoralismo como valor fundamental han abandonado el campo de la lucha ideológica que es fundamental para la izquierda. Aqui es donde la oposición contra la liberalización y la articulación de un discurso alternativo nos permiten avanzar.

Para todo socialista existen principios fuertement arraigados en la conciencia. Principios como justicia social e igualdad. Son los mismos conceptos con los cuales los neoliberales, los Federico von Hayek, Milton Friedman y otros, legitiman su programa. Dicen que liberalizar permite al mercado capitalista hacer su trabajo sin obstaculos estadistas. Dicen que esto permitirá que exista justicia social porque en un mundo liberalizado la posición social de cada uno depiende de su capacidad individual y el Estado no tiene nada que interferir en este proceso supuestamente natural. Pretenden que así se esta realizando la igualdad dentro de una sociedad, une igualdad de oportunidades frente al mercado. Conocemos este discurso abyecto y lo combatimos desde años. Pero nuestra crítica no se puede limitar a la derecha, tiene que abarcar también nuestro proprio partido. El apoyo de socialistas a la locura liberalizadora profundiza el pervertimiento de principios socialistas como lo son la justicia social y la igualdad. Hay que hacer este vínculo, hay que mostrar que no se trata meramente de un asunto tecnico y aislado pero que son los fundamentos que estan en juego. La base militante de nuestros partidos no ha abandonado su compromiso con el pensamiento socialista. Ya se puede ver y en algunos años se va a ver aún más claramente que la edición social-demócrata del neoconservadurismo no nos permite avanzar. Es por eso que creemos que la izquierda socialista se va fortaleciendo con una política determinada frente al tema del servicio público. Mediante esta lucha ideológica vamos a obtener mayorías dentro de nuestros partidos y vamos aumentar el apoyo popular a nuestro proyecto. Una tarea difícil y a largo plazo. Pero también una tarea para la cual vale la pena luchar porque frente a este " mundo al revés " el compromiso con el socialismo democrático sigue siendo la manera más eficaz y seria de manifestar su rechazo al orden establecido y proponer un orden distinto. Una ofensiva de este índole nos va permitir también fortalecer los vínculos con el sindicalismo, los lazos con el movimiento social. Nos permitirá aumentar nuestra fuerza al exterior. Hacer este vinculo es fundamental.

Y no nos preocupamos de estos que nos dicen que defender el servicio público significa ser anti-modernista. No nos preocupamos de la prensa que nos quiere presentar como viejos izquierdistas sin programa y proposiciones. La lucha para la defensa del servicio público es una lucha progresista. Permite transformar la dinámica defensiva en ofensiva ya que no hay ninguna razón para que el servicio público no pueda extenderse a otros sectores de la economía. Hacer retroceder el capitalismo es nuestro lema principal. La lucha anti-liberalizadora nos permitirá avancar en esta dirección.

Compañeras, compañeros, hoy en día cuando estamos celebrando el cumpleaños de la izquierda socialista española, la República Social Europea que reune nuestras corrientes a nivel de Europa ya tiene dos años. Estamos mostrando que nuestro compromiso no se limita a las fronteras nacionales, que entendemos construir una red internacional fuerte y duradera. Estoy convencido que en algunos años, cuando nos vamos a reunir para festejar el aniversario de la República Social Europea nosotros y nuestras ideas habrán fuertemente avanzado.
Mientras tanto quisiera transmitirles nuevamente los mejores saludos y desesos de las compañeras y compañeros de Suiza. Vuestro ejemplo nos va a servir de inspiración y de guía.

¡Viva la izquierda socialista española !
¡Viva la Republica Social Europea !
¡Viva la solidaridad internacional !
!Viva el socialismo democrático !


Después de leer el texto nos quedan algunas preguntas: ¿Qué defiende? o ¿Qué relación tiene entre las demás ideologías obreras de izquierda?


Defiende la construcción de un Estado Socialista a través de un sistema democrático constitucional, lo que deriva una acción política fuerte. Sin embargo, ¿Por qué los socialdemócratas no hacen eso? Porque están cegados por el capital. Creen que la única forma de que haya "democracia" es con la simple simpatía hacia el capital. Por lo tanto lo que defiende este socialismo democrático anticapitalista es acabar con las injusticias sociales y plantar un verdadero sistema democrático (como el comunismo o el anarquismo con la democracia directa) sin el capitalismo sucio y vergonzoso.


¿Qué relación tiene con el marxismo? Bien, en primer lugar nace de él. Marx estuvo a favor de la constitución de organizaciones obreras que defendieran los intereses obreros SIN OLVIDAR SU ORIGEN: LA ELIMINACIÓN DEL SISTEMA CAPITALISTA. Sin embargo la realidad fue mas bien distinta; aquellos que habían "jurado" representar a los obreros en las cámaras de representación traicionaron a su clase apoyando gobiernos capitalistas.

Sin embargo continuaba la esperanza. Los anarquistas tenían poder en España y el pueblo ruso se levantó en armas contra la tiranía capitalista.


Muchos de estos socialistas democráticos vieron que la política no podía aplicarse en aquellos tiempos como forma reformadora ya que el capitalismo controlaba ferreamente, como ahora, toda la política constitucional. Sin embargo, hay una diferencia entre aquellos tiempos y los de hoy: El capitalismo de aquellos tiempos era absolutista y ahora es ilustrado.


¿Qué significa esto? Significa que actualmente sigue habiendo opresión económica, pero han practicado la antigua consigna ilustrada: "todo para el pueblo pero sin el pueblo".


Por lo tanto hay 4 estrategias a seguir mundialmente:


1 El comunismo levanta a las poblaciones más pobres que son las explotadas por los países industrializados del primer mundo


2 El anaquismo se adhiere en los movimientos revolucionarios o en los partidos políticos en los cuales tendrá su papel: crear la futura anarquía.


3 El socialismo democrático anticapitalista inicia las reformas necesarias para llevar ese "capitalismo ilustrado" al socialismo.


4 La creación de un partido director formado por cada uno de los otros partidos.


Así el socialismo democrático anticapitalista formaría parte de la revolución mundial y, por tanto, son obreristas al hacer la revolución. No hay ideologías, o se apoya al obrero o no se apoya: tanto son marxistas los comunistas como estos socialistas, puesto que llevan a cabo la revolución. Como diferencias entre "marxismos" habría dos: socialismo marxista (Francisco Largo Caballero) y el comunismo marxista (marxismo leninismo).


De esta forma no todos los socialistas son capitalistas y, por tanto, antimarxistas ni solo los comunistas son marxistas.



jueves, 24 de abril de 2008

La 100º Reflexión: el capital, el rey, la libertad y la situación del País Vasco

Con mi 100º reflexión en este blog voy a reflexionar, valga la rebundancia, sobre las cuestiones que afectan actualmente a España que, a diferencia de las derechas, las izquierdas la tratamos como el pueblo; nunca como un elemento artificial articulado sobre un territorio.

El pueblo español, al igual que los pueblos del mundo, vive un intenso oleaje de cambio social y pronto vendrá un clima económico al que el capital no creo que pueda hacer frente. No podrá hacerle frente por dos razones: la base histórica de la lucha de clases y, por tanto, la evolución histórica y el crecimiento artificial basado en el movimiento comercial del capital y en la explotación en la que se basa esta economía. Es artificial porque genera un crecimiento que no existe fisicamente y, para colmo, la riqueza de los países ricos viene marcada por la explotación de sus ciudadanos y de los países ex colonizados; siendo esta riqueza un sueño ficticio en vez de ser, como ha sido en toda la economía anterior, base de la buena gestión (no digo que no haya, sino que el robo hace más efectiva la gestión). Más ficticio es aún que con este sistema puede haber una igualdad entre países.

De esta forma han estallado varias revoluciones en América Latina. Estas revoluciones son insultadas sin conocimientos, fruto del interés del capital en mantener sus intereses. Tanto interés tienen que Aznar apoyó un golpe de Estado en el año 2002. No solamente eso, sino que ya se presentan a las elecciones para defender sus intereses ¿Por qué gobierna la derecha? Debería hacerse el pueblo.

Ya, hasta mienten en lo que dicen los dirigentes del PP. Hace meses decían que no negociarían con ETA y, ahora, se han abstenido en la moción contra el Ayuntamiento de Mondragón (gobernado por ANV). ¿Qué pretenden conseguir los terroristas del pueblo, tanto el PP como ETA? Claro, han asesinado a un trabajador... puede que les beneficie incluso.
Sea lo que sea, algo claro está: quieren mantener el País Vasco como una lucha por la libertad para que en Madrid se piense que luchan por la "libertad". Ellos tienen un concepto de libertad: libertad económica para robar al productor. Yo no soy de aquellos que aprueba la violencia en territorio español para conseguir los objetivos del proletario, pero puedo decir que soy marxista.

El conflicto de los nacionalismos es una lucha entre las clases dirigentes regionales y las centrales de tal modo que, a cada uno, le interesa económicamente esa región. Sin embargo, pueden surgir formas de resistencia dentro del movimiento anticentralista surgidos por una larga represión. En el caso del País Vasco, surgió como un movimiento independentista (anticentralista y anticapitalista) pero que derivó, con el paso a la democracia, en un movimiento fascista e igualmente represivo que el propio Estado Franquista. Hablo por supuesto de ETA. Las demás organizaciones independentistas y nacionalistas están divididas entre las que "apoyan" a esta organización y las que no. Entre las que "apoyan" a esta organización están Batasuna y ANV ya que NUNCA han emitido un juicio contrario al asesinato de obreros y ciudadanos.

Digo "apoyan" y no apoyan por una diferencia clara. En política las cosas que se dicen pueden ser las que no se piensan. Muchos antiguos independentistas que se pasaron a partidos de izquierda fueron asesinados por "traidores". No me extrañaría nada que los actuales dirigentes de Batasuna o ANV estén asustados (si es que lo están) de las posibles amenazas. Por tanto, pueden ser dos las posibles causas de su "apoyo" a ETA: a) que de verdad quieran que siga la violencia, algo que traería repercusiones negativas y que solo se solucionaría con la unidad democrática entre todos los partidos y que se permitan contactos con sus dirigentes para que dejen de lado a ETA. b) que esté asustada por esas amenazas que ejecutó en el pasado ETA, lo que debería ser solucionado con una protección policial y permitirles la actuación en la política.

Ahora, con el triste "todo es ETA" (algo que no valoro en absoluto, exceptuando los casos de dirigentes que abiertamente lo afirman) se está consiguiendo el efecto contrario: mantener la tensión en el País Vasco. Sin embargo, esos partidos tampoco están haciendo mucho por condenar la violencia etarra.

Por tanto la síntesis que hago es la siguiente: Los partidos que "apoyan" a ETA que la dejen de apoyar, puesto que no van a conseguir nada más que un nacionalismo lleno de sangre, dolor y pánico.

Por otro lado la cuestión de la Monarquía. Apoyo publicamente (si alguien me lee) a Barroso, alcalde de IU en Puerto Real, que ya ha denunciado la verdad entre la España del monarca y la España del pueblo. Aquella primera en la que el Rey es intocable y la segunda en la que por negarte a cumplir una ley estúpida (como haría Kant, Hegel o Marx) te puedan multar o meterte en la cárcel por "incumplir la ley estúpida".

¿Y qué tiene que ver el capitalismo? Mucho tiene que ver. Tiene que ver porque todas las relaciones sociales se han hecho con un objetivo, convivir para que "florezcamos" económicamente y que, cuando los frutos esten ya al salir, cogerlos aprisa para que no se escapen. Los intereses son tantos y ya están analizados por autores como Marx y Engels que no voy a entrar a explicarlos. El ambiente de contradicción entre libertad, igualdad y fraternidad llevará a la síntesis de un nuevo mundo.

Por tanto, la derecha, ha tocado fondo y la socialdemocracia tiene tiempo de entrar en el tren del cambio para que vaya hacia el anticapitalismo.

sábado, 19 de abril de 2008

Skaters por el deporte

En Madrid están sucediendo las cosas más extrañas que en un planeta extraterrestre no sé si ocurriría: en el centro de Madrid se hacen campos de golf, la sanidad se privatiza y, para colmo, ¡se ponen multas por cruzar en rojo!...

Pero ahora apuntaré algo más: la prohibición de coger el patín y la bicicleta en un lugar público y ponerte a practicar los trucos tan díficiles que se pueden hacer aplicando las leyes de las ciencias físicas.

Ayer, viernes 18, decidí ir a la Plaza de Colón donde, a las 19h, había una concentración para defender el skate frente al dictamen de la Junta Municipal; que ha decidido multar a todo aquel que decida hacer skate en la mítica plaza de Colón. Me sorprendí al principio porque no había una concentración como tal sino que era mucho mejor: la desobediencia civil contra algo que es injusto e ilógico (luego explicaré por qué).

Estaba analizando la situación cuando varios skaters estaban patinando, como cualquier chaval haría si lo fuera. Entonces apareció un hombre de calle... ¡Se trataba de un policía de paisano!. Se identificó y llamó a otro policía más, de paisano también. Más tarde llegaron otros dos agentes, de la Policía Autonómica. Les pidieron los DNI a los skaters y tenían que pagar 30 € por patinar... ¡EN UN ESPACIO PÚBLICO!

Nos quejamos, pero llenos de impotencia lo único que conseguimos fue vacilar a los policías.

Esto, en serio, no es lógico. ¿Se plantea así Gallardón ganar la elección de Madrid 2012 ó 2016 ó 2020 para los JJOO? ¿Qué quiere conseguir Gallardón dejando que el deporte de base se quede en las Federaciones en vez de estar en la calle?

Lo más ilógico aún es que se persiga esta practica como ilegal cuando hay cosas peores. ¡Utilizan a policías de paisano para coger a adolescentes con skates y no lo hacen contra la prostitución o las drogas que son temas más serios!. El asunto es grave: usan nuestros impuestos para conseguir más dinero.

¿Solución? Menos poder para las federaciones de deportes y fomentar el deporte de base con la construcción de los elementos necesarios para su práctica. He de admitir que yo practico poco deporte, pero es deber de todos saber en que se gasta el dinero Gallardón y Esperanza que son la misma estirpe mafiosa digan lo que digan.

viernes, 11 de abril de 2008

Justicia vs Legalidad

Ayer una mujer murió asesinada y, según su abogado (del cual me fio), la juez no hizo nada. Esto para empezar es vergonzoso. No solamente esta este caso: el caso Mari Luz o el caso de un juez de Murcia que quitó la tutela a una pareja homosexual son bastantes casos y ¡No digamos de la Audiencia Nacional, el Tribunal Supremo o el Tribunal Constitucional!.

¿Por qué hay un fallo en el sistema judicial? No es porque no haya leyes, sino porque no se aplican o se aplican como se da la gana.
La mayoría de los jueces son auténticos fascistas que están en nuestras instituciones ¿Cómo puede ser que antiguos franquistas sigan en ellas? ¿Cómo puede ser que gente retrógada y que estudió un derecho muy diferente al actual se ponga a dictar sentencias?.

Por problemas de leyes no es. Además, entraríamos en un tema muy delicado en nuestro país: ¿Hay igualdad en la sanción? A un tío que roba a unos chavales tiene, en muchas ocasiones, condenas más fuertes que al que ha robado millones. Tanto que hablan los pro Derechos Humanos (yo soy uno de ellos, pero abro el espectro sabiendo que no es lo mismo una dictadura fascista que un Estado Comunista bien aplicado, que no todos son así) de que las dictaduras no hay justicia; ¿En España hay justicia o solamente se utiliza la justicia al interés de unos pocos?

Lo que no puede ser es que un partido, el PP, tenga mayor representación en el CGPJ. No puede ser debido a que hay un manejanteo detrás.

A esto hay que añadir que no todas las leyes son justas y hay que aplicarlas. Sólo hay que mirar a lo que pasó con Hitler en Alemania: la población alemana, cuando Hitler creó la ley antisemita, denunciaron a sus vecinos; no por miedo, sino para cumplir la ley.

Por cierto, ¿por qué no se intentó hacer un boicot a Alemania en sus JJOO cuando estaba Hitler en el poder? ¿Por qué no se ha presionado a Sarkozy por su REPRESIÓN EN FRANCIA? ¿Por qué no se ha hecho un boicot de los productos económicos a EEUU por la GUERRA DE IRAQ?

jueves, 3 de abril de 2008

El capital y la violencia

Hace mucho tiempo que quería hablar del tema de la violencia. Aunque se necesitaría un tiempo bastante largo para exponer estos argumentos voy a empezar con alguna cosilla que otra. Para empezar ¿Por qué existe la violencia? ¿Cómo es que el hombre es violento?

La violencia, a lo largo de la historia, se ha cogido como modelo de acción a la hora de solucionar conflictos y de conseguir intereses. Éstos intereses, en un principio, consistían en la supervivencia (no creo que nadie pueda negar que salvar la propia vida interesa al individuo). Sin embargo, la división en comunidades humanas y el desarrollo desigual de unas con otras significó un pasó importante para avanzar en el marco de la violencia actual. Esta violencia ya no era utilizada como medio de supervivencia en un medio agresivo (como la usan los animales) sino que empezó a adquirir una "lógica del interés" (¿quien no ha oído hablar de las grandes guerras de la antigüedad, la mayoría provocadas por el interés de un recurso?).

Esta lógica del interés llevó a crear pretextos para pedir el apoyo de la clase popular de cada comunidad de hombres y mujeres (nación) para luchar contra otra. ¿A quién beneficiaba? A las clases dirigentes por supuesto.
Más tarde, con el final del Imperio Romano; se justificaron los conflictos a través de la Iglesia Católica y sus dictámenes religiosos, por la "libertad" de un pueblo sin tener en cuenta la clase social, por lo que un campesino apoyaba a un noble y éste le llamaba a luchar por su "libertad" (sin tener en cuenta el sistema en el que se encontraban) y por el "honor" y demás parodias morales.

A pesar de todo esto surgió una reacción. Como en física, en política ante toda acción siempre surge una reacción. La reacción fue llevada por los campesinos y clases populares.

Vamos a ser serios antes de analizar lo que voy a escribir. Antes de que surgiera la libertad política (en muchas ocasiones cuestionada) no había otro modo de luchar contra la explotación que la acción violenta debido a que sino se defendía uno en contra del opresor el opresor seguiría haciendo de las suyas.
De esta forma surgió la "violencia condicionada" a los tiempos en que se marcaba esa violencia. ¿Qué significa? Significa que, sino se tienen otros medios para lograr el cambio que necesitan para mejorar sus condiciones (toda persona razona y ve que el sistema imperante no deja este tipo de alternativas como el diálogo). Es decir que no hacen la violencia porque quieren sino porque no pueden hacer otra cosa para ser radical (en el diccionario de la RAE se define como cortar de raíz) una situación que deben racionalmente cambiar e incluso tienen derecho a utilizar este tipo de medios para realizarlo. Sería un tipo de violencia en defensa.

Ahora bien, tras la Revolución Francesa llegó un capitalismo despótico y, tras largos años de asentamiento liberal, un capitalismo ilustrado (en lo que vivimos).
Este capitalismo nos vende (porque no los cumplen en su totalidad) los derechos humanos como un progreso del liberalismo (cuando más bien fue de Kant primero y después de los marxistas). El capitalismo actual profesa una cultura sin violencia, pero a su vez crea violencia por intereses comerciales. Es decir, profesa la paz para aquellos que atenten contra su sistema y la guerra para aquellos que les interesa. Es una situación de dominación.

Es una situación de dominación porque no dejan hacer cambios radicales ya que éstos necesitan un cambio de la economía. Por tanto surge la "violencia condicionada" por las condiciones a las que vive un número alto de personas en un mundo capitalista. Así se muestran imágenes en Egipto donde se quejan de la subida de precios a la cual está sumida el mundo. O, por ejemplo, las guerrillas de las FARC o también las guerrillas en Iraq. Todo ello es "violencia condicionada".

Ahora bien, ¿Estoy diciendo acaso que la violencia de las FARC es igual a la violencia utilizada por los iraquíes? ¿Estoy justificando el terrorismo como arma de cambio? En todas las preguntas he de decir que NO.

Normalmente hablamos de "medio" y "fin" como algo cotidiano en la vida política. Todo medio lleva a un fin concreto. Pero si se elige mal un medio para llevar a cabo un fin las consecuencias son brutales.
Por ejemplo voy a poner a ETA. ETA nació como una lucha contra el Régimen Franquista el cual oprimía al pueblo y lo atacaba. Lo reprimía de tal forma que no podía moverse ni hacer política; así que usó la violencia terrorista como medio de poner en jaque al franquismo (algo que consiguió con la muerte de Carrero Blanco). Sin embargo tras la destrucción del fascismo ya no tenía fines. La democracia era un fin en si mismo para conseguir otros fines y ellos, que no lo pensaban así, siguieron con los mismos medios y... así les fue y les irá: se han convertido en asesinos que el Estado "tuvo" (que lo podía haber hecho con otros medios en mi opinión) que sacar a los GAL.

De esta forma es distinta la acción cuando el fin es acorde a esa acción que cuando no lo es. De igual forma que es distinto luchar por el cambio que seguir conservando los intereses.Porque el fin estará condicionado por el deber de unos, los capitalistas, de mantener sus intereses y de otros, los anticapitalistas, de cambiar el sistema para conseguir un nuevo orden social. ¿Qué deber pesa más? El segundo, puesto que postula un cambio de beneficio universal.
Para ello necesitaremos una acción combativa (que en unos casos por las circunstancias puede ser violentas y en otras no; espero que sean como la segunda aunque los poderes capitalistas no dejarán tranquilamente marchar en este camino). Como ya he dicho antes los capitalistas creen que toda acción que no les convenga sea solucionada de forma pacífica. ¿Por qué? Porque ellos, en la paz, controlan la situación y, en muchos casos, puede desastibilizar la opción capitalista. Y DE ESTO NO SE HAN DADO CUENTA LOS DIRIGENTES SOCIALDEMOCRATAS de que necesitamos la unión con otras fuerzas de izquierda para vencerles.

Por ejemplo, el caso más claro es cuando Tony Blair (traidor del socialismo) considera la opción de "hacer la paz". Cree que se puede hacer la paz sin más en Oriente Próximo y Abbas "negocia" un acuerdo de paz. Pero lo que está pasando en verdad es que Israel sigue bombardeando los territorios palestinos mientras que Abbas no puede hacer nada con las manos atadas que son justificadas porque "Palestina apoya ataques terroristas".

No solamente es este ejemplo. Ahí está el gran Lula. Lula no ha hecho practicamente nada por erradicar la pobreza de Brasil porque, si lo hiciera mediante una acción más combativa (no significa violenta) o una revolución con medios violentos toda la burguesía mundial se echaría a la calle (cuando me refiero a una revolución violenta no me refiero a un genocidio).

A mucha gente le preocupa lo que ha habido en el Tibet (a mi también y más cuando AHORA es un país capitalista con un transfondo político extraño), pero ¿Quién se ha preocupado de las cargas de la policía injustificadas del día 24 de noviembre de 2007? ¿Quién se ha preocupado de los casos de corrupción?
La violencia también se puede expresar desde un transfondo pacífico. En las empresas, los despidos a una madre con 3 hijos que alimentar es violencia.
La violencia social está más considerada que esa "violencia condicionada" como la prostitución, las drogas...

La violencia capitalista se ve a la hora de tratar con personas que no llegan a fin de mes o padres y madres tan desquiciados con sus trabajos que no pueden disponer de su tiempo para ver a su hijo/hija. Cuando estas personas piden permiso en la jornada... les quitan parte de su sueldo.

No solamente está este caso, también el de 4 especuladores que ganan teniendo 4 casas para llenarse los bolsillos mientras que hay una persona sin techo. ¿No se merecen cambiar su vida de alguna forma? ¿No se les puede permitir cambiar su vida a través de una revolución social o violenta?

Como aparecía en una película: "Ojalá pudieramos pedirles que se fueran y nos dejaran con libertad, pero se van a resistir, por eso usamos la violencia"

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *