ESTE BLOG NO TIENE RELACIÓN CON "PROGRESISTAS DE RISARALDA" NI CON OPORTUNISTAS DE TAL CALAÑA

Búsqueda

domingo, 3 de abril de 2011

Contra la degeneración de la memoria y contra el oportunismo de la misma



La reivindicación sobre la memoria histórica siempre ha sido una de las más importantes en la lucha contra el franquismo. La burguesía adaptó la historia a su propio interés atacando a las organizaciones obreras y sus programas. De esta forma intentaron aislar a toda persona que se dedicaba a luchar por sus derechos tachándola de “violenta”, “puta” o “golfa”.

Ahora con la Memoria Histórica en desarrollo tenemos quién se aprovecha de la misma sacando rédito y quien todavía no ha podido contar su historia por falta de medios y la presión del franquismo que ocultó todo vestigio de lo que fue la República.

De esta forma Carlota Leret O’Neill viene a España a dar conferencias sobre la mujer en el franquismo ¡Sin haberlo vivido! ¿Cómo nos deberíamos de sentir? En mi opinión ultrajados y engañados.
Esto se está permitiendo sin escrúpulos. Lo más curioso es que afirma estar en contra de Chávez y de la revolución de los trabajadores venezolanos mientras que, personas afines al PCE, la apoyan. Puede ser por ignorancia de la historia real. Esta ignorancia sirve de refugio para todas las calumnias que se vierten sobre los que defendieron la causa republicana.

Analicemos comparativamente la situación de Venezuela con nuestra siempre querida Republica.

En la República, el proletariado consiguió en muchos lugares poner bajo control obrero muchas fábricas y medios de comunicación. Aún faltando mucho para esto, Venezuela avanza a este nivel de control obrero. La oposición a este movimiento implica, por tanto, estar contra la conquista de los trabajadores de la misma forma que Franco, Mola, Queipo de Llano, Sanjurjo, Varela... Recordemos, que en España, La burguesía se apoyó en dicha fuerza (la mayoría de falangistas eran burgueses) para aplastar las conquistas de los trabajadores. De la misma forma que Carlota Leret O’Neill apoya claramente a la oposición de Chávez, la burguesía fascista se apoyaba en la CEDA y, posteriormente, en la Falange.

¡Sería una reaccionaria y una fascista en 1936! ¿Cómo es que se la permite defender la Memoria Histórica de la República que defendió los derechos de los trabajadores?

En esta degeneración de la memoria se han tomado como fascistas, gente que no lo era. De esta forma algunos republicanos han sido tomados como fascistas. Carlos Leret Úbeda es un ejemplo.

En 1931 juró a la República lealtad, en 1932 mandó la columna de Madrid que se dirigió a Sevilla para combatir “la sanjurjada” y en 1936 no apoyó el golpe de estado propiciado por Franco y sus secuaces. Su defensa a la República le llevó a un juicio por el cual le condenaron a 6 años de prisión por el Régimen Franquista.

Ahora frente a una defensa acalorada a la memoria histórica su frase del 18 de marzo de 2011 en noticiasdenavarra.com muestra su lado oportunista: “No se pueden ocultar los testimonios históricos; en España sólo se ha contado la versión de la historia de los ganadores y es necesario conocer las dos partes"

Aquí sólo hay un bando perdedor: el republicano. Sólo hay una memoria perdida: la republicana.

Luego ¿Quién es la fascista?

Manuel Adrián Rodríguez Leret

PD: Para conocer quién fue Carlos Leret Úbeda---------->http://lerethispania.blogspot.com/

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola. Estoy de acuerdo. hay personass que en su beneficio quieren manipular la historia

Anónimo dijo...

¿Que pasada?. Esta mujer está bajo la manipulación de su madre. Solamente leer el libro se puede dar cuenta uno que estaba en otro pasaje de la verdad (la venta). ¿Lo escribió ya en Venezuela verdad?. Quizá se creía que podría hacer otro negociete

CSA dijo...

Contestando a las cuestiones. Sí el libro lo escribió en Venezuela, luego dicen que se fueron de España para huir de los "malos recuerdos"...

No sabemos como pero Carlota O'Neill de trabajar de escritora de cuentos pasa a ser radiolocutora... y posteriormente, gracias a la venta de su bestseller "Una mexicana en la guerra de españa" en el que cuenta más mentiras que pinocho, catapultó su carrera...

Lamentable que haya aún gente que la siga...

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *