ESTE BLOG NO TIENE RELACIÓN CON "PROGRESISTAS DE RISARALDA" NI CON OPORTUNISTAS DE TAL CALAÑA

Búsqueda

domingo, 9 de diciembre de 2012

Contestando al anarcocapitalismo

El capitalismo va desarrollándose por su propio pie generando capital robando a los trabajadores. Otra cosa es que el Estado, en su afán de protector de la propiedad privada de los medios de producción, haya dado facilidades al gran capital. Pero injerencia no ha habido. 

¿A caso hubo injerencia cuando Ferrán o Ruiz Mateos iba robando a la gente? ¿Acaso ha habido injerencia mientras los bancos han dado créditos a las empresas, que son las que más deudas tienen, sin valorar los riesgos?

El anarquismo del capitalismo ya se ha producido en su fase más desordenada: líneas de RENFE que tienen que cerrar porque a alguien se le ocurrió construir esa línea sin contar cuantos pasajeros va a haber (sin planificación vamos); aeropuertos que se construyen sin propósito más que el del beneficio de las empresas constructoras, edificios que se construyen y luego no son posibles de vender... ESO ES LA ANARQUÍA DEL CAPITALISMO, LA ANARQUÍA DE LOS ANARCOCAPITALISTAS. Sólo que con una diferencia frente a los Botín... ¡Que mientras Botín quiere tener al Estado y a la policía para que lo protejan, los anarcocapitalistas preferís no contar con protección! 

La anarquía del capitalismo, el descontrol sin democracia ni planificación, ha desmontado su propio sistema. Dicha anarquía, ante los evidentes errores de gestión de los capitalistas, hicieron saltar las alarmas de los Estados capitalistas. Los estados capitalistas, siempre en beneficio del gran capitalista, dieron miles de millones de euros a los bancos los cuales no saben saciar su hambre. 

¿Es bien sabido que el anarcocapitalismo no nos traería la miseria y el hambre? ¡Lo diréis los anarcocapitalistas! Lo que se necesita es planificar en un aspecto concreto. Los marxistas nos oponemos al capitalismo, no sólo porque dicho sistema roba lo trabajado por los obreros, sino por una cuestión que también es importante: la gestión de recursos económicos y profesionales.

¿Puede haber empleo para todos? Nosotros pensamos que sí y lo vemos en la cuestión práctica. Cuando una empresa despide a 1500 trabajadores no implica que no se necesiten, sino que dicho trabajo lo van a desarrollar los demás aumentando la carga de trabajo. Es decir, que lo que antes hacían 3 trabajadores ahora lo hace 1. Y ese es el problema.

¿Cómo solventamos ese problemas? Planificando la economía democráticamente entre todos los trabajadores. ¿Cómo se puede hacer en un ente privado controlado por un empresario? ¡Expropiando! Y no malentiendas, que nosotros no tenemos nada en contra del que tiene una panadería, de el ya se encarga el capitalista de expropiar y cerrar los comercios. 

Dicen, las malas lenguas, que la población está creciendo y que no se podrá alimentar a todo el mundo. ¿A caso no hay más medios de producción que antaño? Creemos que es posible alimentar al mundo, pero la concentración de tierra está en manos de muy pocos y por tanto hay que expropiarla bajo control planificado y democrático de los trabajadores. La concentración de distribución de alimentos está en manos de los empresarios. 

Estas cuestiones, las del control obrero planificado y democrático,  ya se oponen a los planteamientos de los anarcocapitalistas. 

Los anarcocapitalistas, en caso de una revolución proletaria, se pondrían del lado de los Botín, los duques de Alba y los Dragó. Porque, al fin y al cabo, el mantenimiento de la propiedad privada se impondrá sobre todas las cosas. Así que, según la concepción francesa de izquierda y derecha, el anarcocapitalismo estaría a la derecha del movimiento. 

Y el señor Dragó, crítico en base a la oportunidad bien dada para él, no sé si será de vuestro movimiento o de los nacional anarquistas. ¡Me da igual que me da lo mismo! ¡Es siervo del capital, vendido a banqueros y empresarios y eso es lo que cuenta! Si tú en concreto no estás en esa posición tendrás que ver en qué posición estás: o con los empresarios o con los proletarios. 

Los anarquistas de la izquierda, aunque no comparta algunos planteamientos, mucho tiempo antes se decantaron por estar con los obreros. Con eso lo digo todo. 

No hay comentarios:

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *