ESTE BLOG NO TIENE RELACIÓN CON "PROGRESISTAS DE RISARALDA" NI CON OPORTUNISTAS DE TAL CALAÑA

Búsqueda

martes, 21 de enero de 2014

PODEMOS.... ¿DE FORMA REVOLUCIONARIA?

En este blog, desde su nacimiento allá en 2006, siempre ha defendido la unidad de las izquierdas. En aquellos tiempos se me tomaba por un loco con ideas lunáticas; ahora parece que por mera casualidad esas ideas eran las correctas.

Sin embargo, en el transcurso de los debates que se componen este blog, nunca defendí una unidad sin programa, una unidad sin un sentido. La historia de las unificaciones y escisiones ha demostrado cómo consolidar y fortalecer la unidad de la izquierda. Los bolcheviques, tras la revolución de 1917, arrastraron hacia la III Internacional a miles de militantes socialistas y anarquistas unificándolos bajo un programa útil para la clase obrera.

En el caso español el PSOE y la CNT, si los dirigentes no se hubieran opuesto, podrían haberse reunificado bajo la misma bandera. Lenin, en el Estado y la Revolución, explicaba que en el seno de los anarquistas había sectores conscientes que habían abandonado el marxismo por ser consecuentes ante la política reformista de los dirigentes de la II Internacional. Eso, en definitiva, impedía la reunificación de la clase proletaria en una única organización fuerte y preparada contra el capitalismo.

Una vez tenido en cuenta esto, entramos de lleno en el proyecto PODEMOS y ver si cumple con nuestras expectativas.

PODEMOS: EL PROGRAMA

Nosotros, los revolucionarios que entendemos que hay una lucha de clases en ciernes, no podríamos mirar cualquier programa que haga mención a sentimientos o actitudes personales. Ya en la primera línea claramente habla de "ciudadanos egoistas" y "ciudadanos que no lo son". Parece una pataleta al sistema, pero no lo es. Un empresario, un burgués, no es ni egoísta ni solidario cuando cobra por un trabajo no realizado. Es, simplemente, su función social es decir nula.

Sin embargo, cuando PODEMOS hace este tipo de declaraciones lo que realmente se echa en falta es una crítica destructiva hacia el sistema capitalista. Lo que en el fondo y en teoría representa esa primera línea es que los empresarios pueden seguir su nula función, pero dando un poco más en impuestos. Algo que desaprobamos los revolucionarios por completo. Los revolucionarios apostamos por la expropiación de las empresas bajo control obrero y que el empresario sea un obrero más en la producción.

En la cuestión del derecho de autodeterminación no aclara muy bien que se quiere decir. Sí, nosotros defendemos el derecho de autodeterminación de los pueblos. Pero ¿acaso lo que hace Artur Mas es defender el derecho de su clase obrera a determinar su propio destino tanto en la separación como en el sistema que quieren para Catalunya? ¿Acaso Artur Mas va a dejar a los obreros catalanes que hacer con las fábricas y empresas? Ahí es donde ha caído PODEMOS en su retórica reaccionaria y del más putrefacto nacionalismo. Los marxistas defendemos el derecho de autodeterminación de los pueblos anteponiendo los intereses de clase frente a consideraciones nacionales. Pero, parece que PODEMOS quiere dar vía libre a la burguesía catalana para que divida a la clase obrera en líneas nacionales.

Pero ese programa está preparado para poder incorporar a elementos que tengan cabida en la lucha electoral meramente reformista. No plantea en lo concreto un programa político con puntos claros para dar solución a los problemas, sino que plantea un programa de mínimos a consensuar. No es un empujón a la izquierda, es un empujón para aceptar a cualquier tipo de tendencia reformista.

En el boletín interno de IA se confirma que el programa no es lo importante sino las personalidades (tal como se configuran las listas en el PSOE). En vez de "romper el impasse" entre las fuerzas de la izquierda independentista para romper con las respectivas burguesías nacionales (vasca, catalana...), lo que hace es consolidar esa posición apoyando la consulta del 9 de noviembre.

La única forma de romper, como bien dice el boletín, con las organizaciones tradicionales es mostrando un programa revolucionario y defendiéndolo en la práctica. Quizás ahí es donde peca IA... y, buscando más un atajo que una solución real al problema, lo que nos encontramos es que IA tiene que validar sus perspectivas desde una postura de reformismo sin retorno.



PODEMOS: TÁCTICA Y ESTRATEGIA

Las movilizaciones dentro y fuera del Estado Español están demostrando dos cosas: 1) la necesidad de unificar las luchas en torno a un programa 2)los sectores de las masas apuestan por una ruptura revolucionaria en el Estado Español

¿Y donde deja eso a las elecciones europeas? En ninguna parte. Centrarse en las elecciones, y más en estos momentos, es un grave error. Tenemos a la gente pidiendo con urgencia un cambio puesto que la situación es dramática. Los que estamos en el movimiento sabemos que organizar requiere tiempo, tiempo imprescindible. Ya sabemos que los catedráticos que van a tertulias y se contentan con ir a las charlas no lo comprenderán; pero la revolución no es sólo teoría; es práctica. Ante esta situación una organización seria, madura y consciente priorizaría para organizar a sus bases y cuadros para presentar batalla en el momento decisivo.

La estrategia es la misma que ha llevado al KKE al desastre. Pero, aún peor. El KKE al menos tenía una batalla que poder dar electoralmente y usarla de forma agitativa entre las masas griegas... las elecciones europeas en cambio no representan una batalla en el Estado Español. Incluso en el hipotético caso de que sacaran bastantes representantes, el programa estaría atado de pies y manos sin aplicarse en el Estado Español.

Por otro lado está claro que el oportunismo ha llenado ciegamente a IA (Izquierda Anticapitalista). Ellos, que tanto han criticado al PSOE y a IU por no representar a las bases, han saltado por los aires cualquier concepto de democracia interna de un partido imponiendo a los candidatos y el programa. ¿Alguien se puede fiar de una organización que es antidemocrática en estos términos?

Juegan a colocar estrellas en vez de convencer con un programa. IA ha sido incapaz de construir su organización de una forma seria y consciente. En el 15M se disolvió participando su organización de lleno. Eso le ha impedido construir en el frente sindical de manera que pudiera intervenir en los conflictos de una forma rápida y poder crecer.

Lo cual, de una forma peligrosa, conduce a marchas forzadas a este grupo al oportunismo. Para mantenerse de forma independiente, ante su debilidad en el campo ahora prioritario como es la lucha obrera, sólo quedaban dos opciones: 1) o seguir detrás de IU manteniendo este ultimo la voz cantante 2) Mantener una iniciativa propia.

La 2º opción les ha conducido a tener que profundizar en su oportunismo. La elección de Pablo Iglesias, muy crítico con el programa de IA, es uno de esos claros ejemplos. No están de acuerdo en el programa, pero un buen puesto vale la pena.

Pero tampoco surge de la casualidad. Las divisiones en el seno de IU en estos momentos son serias. Este es el momento que ha aprovechado IA, que llevaba aletargando la decisión sobre la coalición SUMA, para levantar la veda. Ellos, IA, dicen que quieren que IU se sumen... que el ala izquierda descontenta con IU se sumen... Pero la realidad es otra.

El proyecto PODEMOS no es un órdago para los reformistas, es un órdago para los revolucionarios que siguen en IU. No les invita a ir a la lucha unificando las movilizaciones mientras consolidan el programa común... sino por el contrario se les invita a una lucha meramente electoral. De esta forma PODEMOS consolida las opciones reformistas en IU en vez de las tendencias revolucionarias. Su análisis no ha ido más allá de los grupos burocráticos que hay en IU en vez de dirigirse a las bases con un programa revolucionario de movilización.

La táctica de cualquier organización revolucionaria debería ir en la siguiente línea: unificar las luchas, intervenir en el movimiento y a través de él configurar un programa útil para la clase obrera de cara a unas elecciones. Pero eso, señores, no se va a hacer de cara a las europeas.


PODEMOS: ¿REPRESENTA UNA UNIDAD DE IZQUIERDAS?


No dudamos que haya activistas que colaboren en dicho proyecto. Ni nadie duda de que haya trabajadores honestos que de verdad crean en dicho proyecto. Pero la realidad es que no se ha contado, desde el principio, con un apoyo entre las bases de IU y, por qué no decirlo, del PSOE. La militancia que ha abandonado el PSOE, incluso los sectores más revolucionarios, no ven en las direcciones de IU ni de IA una alternativa clara a lo que hay en la dirección del PSOE. En IU, los sectores revolucionarios, están plantando la auténtica guerra civil que se va a dar en el seno de IU... ¿Ante esto como debemos responder? ¿Con indiferencia? ¡No! Planteando un programa revolucionario y organizando a las bases de ambos partidos a que adopten un programa en sus organizaciones. Cuando se den cuenta de que, más allá de las organizaciones en las que se milite, el programa es común y útil para la clase obrera; entonces las masas acudirán a construir una organización común a la que se unirán miles de indecisos.

Sin embargo el proyecto de IA es totalmente inconsistente en este sentido.

Incluso entre las mareas es inconsistente. Juventud Sin Futuro apoyará la candidatura... y con ese apoyo se intenta creer que, automaticamente, Marea Granate apoyara dicha candidatura... pero no ha sido así. De hecho en la práctica ha habido asambleas que han apoyado y otras que se han mantenido indiferentes ante el problema. Esto como ejemplo de que las asambleas de trabajadores y estudiantes, aunque sirvan para aumentar el nivel de conciencia y por tanto introducir la lucha política entre estudiantes y trabajadores, no aceptarán por ósmosis a una plataforma política simplemente porque se diluya en dichas asambleas.

Han creido que, con una maniobra de golpe de mano, podrían forjar la unidad. Pero así no funcionan las cosas. 

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *